Soberanía digital: de los límites a los derechos

Escrito por Giuli

El Sep 4, 2019

Si retrocedemos a los viejos tiempos, en los comienzos de la era de la Internet, podemos recordar que el uso de las aplicaciones era mucho menos frecuente que hoy día, no había tantas invenciones ni posibilidades. En consonancia con esto, también está el uso del software. Era mucho más limitado que ahora.

Hablando del software podemos recordar que un principio se solía usar un “software privativo”,  el cual no podía ser modificado por nosotros ni para mejorarlo ni para adaptar su forma de funcionamiento a nuestras necesidades. O sea que no teníamos realmente el control ni el conocimiento de lo que hacían las grandes corporaciones con nuestra información almacenada.

Pero, a medida que fue avanzando la tecnología, surgió un movimiento que se encargó de crear un “software libre y de código abierto”. Desde este momento diferentes personas podían usarlo y modificarlo, como dice la palabra, accediendo al código de origen.

Este tipo de software es el que brinda transparencia e interactividad, lo cual refuerza la confianza al momento de contratar un servicio de esta índole. Esto corresponde a una soberanía digital, la cual postula el empoderamiento de la sociedad dejando que la misma sea consciente y responsable de su uso y consumo.

El software «soberano» también ofrece  la oportunidad de tener derecho a un libre uso de servicios y libre publicación de información por las redes, sin encontrarse sujeto a reglamentos propios del software privativo. Por ello es que esta soberanía, no tiene jerarquía asentada.

Cabe destacar que libre o privado no tiene que ver con que sea gratis o pago sino que su énfasis se encuentra en los derechos digitales de los usuarios. Puede que sea libre y debas pagar para estar en él, o también puede ser privado y ser totalmente gratuito.

Según Richard Stallman el software libre ofrece ciertas libertades importantes:

  1. Poder ejecutar o modificar libremente un programa con cualquier propósito, siempre respetando las leyes universales de la Internet.
  2. Contribuir al cooperativismo, difundiendo información que sea de ayuda para la red de usuarios que estén conectados.
  3. Redistribución de la información. En caso de que la misma sufra algún tipo de modificación que pueda ser difundida para mantener a la comunidad al tanto y así pueda salir beneficiada.

Por otra parte, ubicándonos en la arista económica, existen dos características muy destacables de este tipo de soberanía tecnológica: la primera es que no se centra en el beneficio monetario directo sino que se financia a través de la comunidad misma y la segunda es que busca no depender de agentes externos y se dedica al aprovisionamiento de las necesidades en un rango determinado de la población.

Ahora que ya tenes un poco de información al respecto, si lo que deseas es utilizar un software libre en tu empresa deberás antes que nada, analizar las necesidades de la misma para luego tratar de cubrirlas invirtiendo, más que nada, en ciertos programas que se adapten al negocio al que te dedicas.

Te dejamos un par de recomendaciones para implementar esta modalidad:

  1.  Puedes empezar utilizando ciertas apps “open source” reemplazando a otros. Por ejemplo, en el caso de navegadores, empezar con Firefox en vez de Google Chrome.
  2. También es buena idea unirte a un proyecto de código abierto. En las comunidades de código abierto se pueden encontrar muchos tipos de profesionales con habilidades diferentes. Involucrarse en un proyecto así, podría llegar a mejorar tu presentación en el currículum y dar una experiencia profesional desde otra perspectiva. Aclaración: para ingresar a un proyecto de este tipo se requiere saber programar. Si sos uno de los afortunados que tienen alguna idea de cómo hacerlo, bienvenido seas; y sino…siempre hay tiempo para aprender 😉
  3. Aprende a crear y a alentar a diferentes colectividades, por ejemplo, compartiendo tus nuevos conocimientos uniéndote a una comunidad. Ejemplos de ello son  Reddit, Stackoverflow, etc.
  4. Puedes usar el copyleft (consiste en el libre uso y distribución de una obra, exigiendo que aquellos que la usen conserven la misma libertad) en lugar de los derechos de autor en tu siguiente proyecto. Usando CreativeCommons (promueve el acceso y el intercambio de cultura, es de carácter gratuito) puedes compartir tu trabajo con todo el mundo. Deberás elegir cuál de las licencias es la más adecuada para ti.
  5. Dale rienda suelta a tu creatividad, empezando por reemplazar programas como PhotoShop por GIMP, InDesign por Scribus, o utilizando otras  herramientas como MyPaint, Inskape, Blender, y con esto sí, plena vigencia del DIY (Do It Yourself)
  6. Aprende a programar.

Hay que tener presente que hoy en día está cambiando la forma de aprendizajes y pedagogías en las personas. Se encuentran muchas alternativas en la web, como cursos, tutoriales, guías paso a paso, entre otros. Puedes apuntarte a alguno de ellos o pedir ayuda de un profesional en la materia.

Por otro lado y para que sepas reconocer un software privativo te mencionamos algunos ejemplos:

  • Algunos antivirus como Panda, Norton, etc. Hoy día hay muchos libres pero siguen persistiendo los privativos.
  • Como mencionamos anteriormente, los navegadores son otro ejemplo: Microsoft, Internet Explorer, entre otros.  Estos no pueden ser manipulados por nosotros.
  • Paquetes ofimáticos como Microsoft Office.
  • Photoshop de Adobe.
  • Los que no poseen licencia de uso, por lo tanto corren el riesgo de que sean apropiados.

 

Como conclusión y a modo de cierre podemos decir que la soberanía es un tema estratégico para el desarrollo de las tecnologías, pero debemos tener en cuenta que no debemos avanzar muy rápidamente en la adopción de ciertos sistemas, sino más bien  conocer sus términos  y analizar si es lo que realmente estamos buscando, ya que si no nos controlamos, la tecnología nos controlará a nosotros.

¿Y vos, vas a dejar que te controle?

Podría gustarte también…

Ambiente y Marketing: ¿Cómo combinarlos?

Ambiente y Marketing: ¿Cómo combinarlos?

¿Qué hace un emprendimiento de Marketing Digital hablando de "clima" y "ambiente"? La respuesta es sencilla y está fundada en que sabemos que el Marketing siempre va de la mano con la innovación, con los paradigmas, los cambios y los contextos. Jamás se puede...

Saber que sí: «Macondo, ejemplo de autogestión»

Saber que sí: «Macondo, ejemplo de autogestión»

Macondo ¿Qué es? Muchos de los aficionados a la lectura sabrán que en el libro "100 años de soledad" escrito por Gabriel García Marquez, Macondo es el nombre que lleva el pueblito en donde transcurre toda la historia. Es justamente de aquí que proviene el nombre de...

Instagram: una montaña rusa en ascenso

Instagram: una montaña rusa en ascenso

Si nos preguntamos por qué las personas eligen vender por redes sociales seguro tendremos la respuesta al instante: es por el alcance que tienen las mismas sobre toda la población. Sin distinción de raza, sexo y color, las redes...

¿Te gustó este artículo?

Nos ayudaría muchísimo si lo compartieras