Saber que sí: «Macondo, ejemplo de autogestión»

Escrito por Jennifer Eggs

El Sep 13, 2019

Macondo ¿Qué es? Muchos de los aficionados a la lectura sabrán que en el libro «100 años de soledad» escrito por Gabriel García Marquez, Macondo es el nombre que lleva el pueblito en donde transcurre toda la historia. Es justamente de aquí que proviene el nombre de este emprendimiento del que hablaremos en el presente post.

Esto ya nos da un indicio de la mente creativa y a su vez, instruída, que tiene la emprendedora empoderada de Macondo.

Para empezar a hablar de la «autogestión» de Macondo primero vamos a hablar de qué es y quién es su fundadora. La creadora es María Florencia Zalazar, una chica de nacionalidad argentina (entrerriana) sensible y con muchos valores a flor de piel. Ahora está radicada en Neuquén (provincia argentina del Sur del país), lugar al que decidió ir por seguir sus sueños.

Estuvimos en una entrevista personal con ella y pudimos enriquecernos de sus experiencias, datos y todo eso que nos contó del «DIY». Florencia es joven y fresca, muy comprometida con las mujeres y con los emprendimientos de las mismas. Con tan solo 26 años tiene sus objetivos laborales/ profesionales muy claros, lo cual es indispensable para todos los ámbitos de un negocio.

Florencia se recibió de diseñadora de indumentaria y desde allí no paró de capacitarse en eso y en todo lo que respecta a redes sociales. Ella decidió que se dedicaría a la venta por medios digitales y sabía que para eso, tenía que superarse día a día a sí misma.

Macondo es un emprendimiento que ofrece, por sobre todas las cosas, ideas y capacitación cero mezquina. Es un proyecto  que surgió ya hace unos años y que de a poquito se fue especializando para definir su mercado. En un momento, por bastante tiempo, Macondo lanzó a la venta kits originales de todo tipo (alitas para que pintaran y decoraran los niños, costureros para viajes, kit de sublimación, etc) los cuales tenían una impronta propia. No eran productos reemplazables, no era posible conseguirlos en otro lado. Estas ventas siempre se gestionaban por redes sociales acompañadas de la publicidad y sus exquisitos artículos en el blog (ya hablaremos de eso)

Para este entonces, Macondo ofrece cursos, diseño y en alguna que otra temporada del año, un producto que seguro sale de lo común. Hoy día este proyecto es mucho más que un producto. Más bien es un negocio que brinda alternativas distintas que van desde los servicios a los productos tangibles.

De todos modos, esta no es lo más relevante a nuestros ojos. Por el contrario, es solo una breve introducción para contar qué es Macondo y por qué es que le dedicamos un artículo en nuestra página.

Desde MARKETINADOS nos hemos visto sorprendidos por la muy buena autogestión en redes sociales que desarrolla la dueña de la marca. Tiene continua interacción con el público, imágenes de autoría propia que son creativas y que acompañan a los artículos de forma completamente armónica. Es de destacar también la cantidad de seguidores que ha conseguido en poco tiempo y la calidad en lo que hace, lo cual se percibe desde distintos puntos de vista.

Ustedes mismos pueden visitar el blog que ella creó y que actualiza a diario, Facebook y sus redes sociales para comprobar por sí solos lo que estamos contando.

No es fácil tomar buenas decisiones en esta materia, tener «automanejo» de redes y conseguir cada ventaja desde el esfuerzo y la perseverancia propia. Sin lugar a dudas, lleva muchas horas de dedicación, predisposición, constancia y mucho amor por lo que se hace. Más aún cuando uno no ha tenido este tipo de información y aprendizaje desde edades más tempranas. O cuando uno no había pensado elegir ese camino.

En fin, podríamos hablar muchísimo de estos temas y de todo lo que esta chica de 26 años ha logrado con sus pasos lentos y firmes pero, para ir dando lugar a otra información, podemos llegar a una conclusión: no hay secretos. Todo lo que ella logró fue por su permanente capacitación.

Ahora bien, pasaremos más a nuestro rubro y dedicaremos un espacio hablando de modo más preciso esto de la «autogestión».

¿A qué nos referimos cuando hablamos de buena autogestión en redes y de su negocio?

1- En primer lugar, y como lo mencionamos previamente, Macondo tiene interacción con el público al que está dirigido; y cuando decimos «interacción» hablamos de comunicación real.

Florencia, dueña de Macondo, con frecuencia comparte tutoriales paso a paso, artículos en donde nos ofrece técnicas y fotos a través de las que nos muestra lo que se puede hacer (con poco material y mucha energía)

Ella siempre da lugar a las preguntas, plantea una duda y sí, muchos de sus seguidores contestan y dejan comentarios en las redes. Lo más sorprendente es que es esta retroalimentación es constante. Ella publica y la gente ya está esperando para dejar su mensaje.

Esta característica es muy difícil de lograr, más cuando se trata de contacto digital. Solo unos pocos lo consiguen y ella es una del grupo de los privilegiados. Pero, la vida nos ha enseñado que «nada llega solo», no aparece como «por arte de magia». Ella se ha fijado metas y objetivos precisos desde el primer momento y los fue concretando paso a paso. Cuando, en la entrevista que le hicimos, le preguntamos cómo lo había logrado, ella con gran carisma nos respondió que se había dado cuenta de que debía ofrecer algo más que «un objeto o un servicio».

Ella sabía que el negocio no era solamente mostrar lo que hacía y lo bien que le salía. Entendió que su mercado no buscaba eso. Por el contrario, este grupo femenino (en su mayoría) al cual se dirige, espera entusiasmo y aliento. Buscan a alguien en quien confiar sus temores y de quien aprender desde cero. Su mercado está formado por mujeres principalmente que encuentran su inspiración o su «relax» en la costura, estampa, creaciones diversas. Mujeres que tienen su familia, su trabajo y quehaceres pero que quieren animarse a sentirse «ellas mismas» a través de su espacio. Por lo tanto, analizando todo esto, Florencia supo ofrecerles soluciones, ayuda. Está pendiente de las preguntas y responde cada una de las consultas con mucha amabilidad.

2-  Capacitación permanente: Florencia siempre está lista para perfeccionar técnicas y conocer nuevos materiales. A su vez, no deja de estudiar todo lo que refiere a marketing digital, redes sociales y hasta algo de programación. Destina muchas neuronas a esta meta 🙂

3- Cursos gratuitos: Macondo ofrece material escrito y también videos. Nos dejó boquiabiertos la cantidad de inscriptos que tuvo en los cursos lanzados y en relación a ello, la cantidad positiva de alumnos que culminó sus cursos. Esto indica que hay interés y fidelidad en sus clientes. Realmente sienten que tienen un ejemplo  a seguir.

Este tip es muy importante. Quienes estudian un poco de marketing o aspectos relacionados saben que ofrecer alguna opción gratuita o de prueba (de calidad) puede servir como anzuelo para captar clientes potenciales.

4- Sus artículos o historias (en videos) compartidas en redes sociales siempre son claras y simpáticas. Ella se dirige con una sonrisa y la transmite en los escritos. En los posts nunca faltan los emoticones, los colores y un tinte de informalidad que acorta la distancia con sus seguidores. Sus artículos son breves pero dicen mucho. Todos, en absoluto, ofrecen contenido valioso.

5- No mezquina conocimiento. Esto es algo fundamental y pocos lo aplican. Florencia no cobra nada por colaborar con la gente. Les comparte ideas, pasos y explica cada técnica. Les contagia entusiasmo para que creen sus propias cosas y les ofrece un tipo de «acompañamiento» en el proceso.

6- La fundadora de Macondo sabe con certeza lo que quiere para su vida. Tiene amplia capacidad de análisis y objetivos claros para su negocio. Ella pretende dedicarse a las ventas online y trabaja duro para concretarlo. No reniega ni pierde tiempo con otras ofertas que son más rápidas en retribuirles la inversión. Se capacita todo el tiempo y siempre está dispuesta a ir por más.

7- Las imágenes y videos que utiliza en sus posteos o historias son todas de su autoría. Siempre tienen mucho color y un rasgo personalizado a través de lo cual ella va marcando su huella. Con las fotos que toma transmite parte de su personalidad y eso también hace más «tangible» todo aquello que nos ofrece.

Florencia es una emprendedora imposible de resumir en algunos ítems taxativos. Nos quedaría mucho más por decir. Por ello, y luego de contarte un poquito de lo que hace, te invitamos a que te visites su pequeño pueblito, «Macondo». Estamos seguros de que te encantará.

Por aquí te dejamos el enlace de su blog:https://macondolaboresyoficios.com.ar/

 

 

Podría gustarte también…

Ambiente y Marketing: ¿Cómo combinarlos?

Ambiente y Marketing: ¿Cómo combinarlos?

¿Qué hace un emprendimiento de Marketing Digital hablando de "clima" y "ambiente"? La respuesta es sencilla y está fundada en que sabemos que el Marketing siempre va de la mano con la innovación, con los paradigmas, los cambios y los contextos. Jamás se puede...

Soberanía digital: de los límites a los derechos

Soberanía digital: de los límites a los derechos

Si retrocedemos a los viejos tiempos, en los comienzos de la era de la Internet, podemos recordar que el uso de las aplicaciones era mucho menos frecuente que hoy día, no había tantas invenciones ni posibilidades. En consonancia con esto, también está el uso del...

Instagram: una montaña rusa en ascenso

Instagram: una montaña rusa en ascenso

Si nos preguntamos por qué las personas eligen vender por redes sociales seguro tendremos la respuesta al instante: es por el alcance que tienen las mismas sobre toda la población. Sin distinción de raza, sexo y color, las redes...

¿Te gustó este artículo?

Nos ayudaría muchísimo si lo compartieras