Plan de vuelo para que tengas un mejor aterrizaje

Escrito por Jennifer Eggs

El Sep 9, 2016

Estamos en una época que los economistas llaman la  “Era de oro” de la humanidad. Entonces, ¿Qué esperas? Tú debes lanzarte al éxito. Ahora bien, ¿Cuál es el secreto del éxito? La cuestión aquí es que el secreto del éxito es que no hay secretos. Sólo hay principios y verdades universales que han sido descubiertas a lo largo del tiempo y que debes usar para convertir tu propósito en realidad.

Todo es resultado de diseño intencional  y está sujeto a la norma de hierro conocida como causa y efecto. tú debes progresar, debes aprender a cambiar la visión de las cosas y arriesgar y apostar a la creatividad, con lo que tanto insistimos, al desarrollo de intangibles y al valor creado por lo abstracto.

Todo proceso de cambio y creación se inicia en la mente de uno mismo. Para tener más, primero debes ser más. Debes convencerte de esto. Eres tú quien debe decidir, nadie más lo hará por ti.

Para evaluar tu negocio, debes hacer una previa evaluación semi-psicológica de tu vida. De aquí extraerás las respuestas y obtendrás la iniciativa para la acción.

Para partir con este análisis debemos reconocer que prácticamente todas las personas tenemos cuatro metas en común:

1- Estar en buena condición física, ser saludables y vivir por muchos años.

2- Tener un trabajo que disfrutemos y que sea bien remunerado.

3- Relacionarnos con quienes queremos y respetamos y que ésto sea recíproco.

4- Lograr independencia financiera.

Deberás calificarte en estas áreas con puntaje de 1 a 10. Aquí encontrarás la mayoría de los problemas y acarrearás las soluciones. Este análisis te ayudará a resolver tus problemas y a priorizar tus necesidades. Podrás preguntarte qué es lo más importante de tu negocio. ¿Qué quieres de él? ¿ Pretendes vivir de tu negocio o es un plus que te incentiva emocionalmente? ¿Existen cosas en tu vida que no has podido resolver? Ahora vemos como todo tiene su relación y se torna un circulo vicioso. Todo depende de tí, principalmente de tus propias decisiones.

Si quieres marcar la diferencia, quieres poner en marcha un negocio creativo, consideras que necesitas un cambio, entre muchas otras cosas, deberás cambiar tú primero y clarificar tus metas.

Cuando tengas bien claro lo que deseas, estarás listo para ver cómo lo implementas, cómo lo pones en práctica.

Hay ofrecimientos de innumerables servicios hoy día que pueden ayudarte a lograr lo que pretendes pero la decisión está en vos y es de ahí de donde se parte. De tu verdadero cambio y de tu fiel incentivo.

Regresando al esquema de análisis de las cuatro metas que todas las personas solemos tener en común, tu actitud puede ser con respecto a esto, abundante o escasa. También esto influirá en el descubrimiento de las soluciones.

Si tienes una visión de abundancia, también tendrás certeza, serás optimista y positivo. Trabajarás confiado para la concreción de tus ideales. Esta actitud no implica que no reconozcas los problemas y que no seas consciente de las dificultades sino que aceptas y reconoces que estos inconvenientes siempre han existido.

Te enfocarás de esta manera más en las soluciones que en los problemas. Te preocuparás más por lo que puedes hacer para mejorar que por culpar a quien se ha equivocado.

En cambio, si tienes una actitud de escasez serás lo opuesto. Creerás que el éxito es un asunto de suerte y que quienes lo han logrado probablemente lo han hecho con trampa o estafando a alguien más. Está bueno que recordemos aquí la estrategia del océano azul que dice que hay lugar para todos en el mercado. No es necesario competir por lugar.

Verás injusticia y aceptarás las viejas excusas. Te quedarás con esto y no podrás arriesgarte por este pensamiento mediocre. Tal vez invadido por miedo o por creer que algo es imposible porque nadie lo ha logrado aún.

La visión del mundo exterior dependerá de este “mundo interior” conformado por tus visiones.

Ahora bien, luego del análisis de tus problemas y de tomar una visión que te ayudará a encontrar soluciones o centrarte en lo que no puedes lograr, deberás casi simultáneamente trazar tu destino. Deberás hacerlo claramente con los caminos que piensas seguir para llegar a él. No deberás olvidar el tiempo de cada meta y el alcance.

Deberás imaginar todo sin límites, estimar a lo máximo que pudieras llegar utilizando todo tu potencial, tus talentos y habilidades.

Comienza por tus ingresos, tu trabajo o profesión. Cuáles creen que fueran los ingresos ideales; Cuál sería tu lugar de trabajo perfecto; con qué personas trabajarías, qué talentos y habilidades especiales utilizarías para poder crecer.

Deberás trabajar el mayor porcentaje de tu vida, entonces, tener en claro tu trabajo ideal te ayudará mucho. Según dijo Napoleón Hill “La clave del éxito es determinar qué es lo que más disfrutas hacer y luego encontrar la manera de ganar bastante dinero haciéndolo”

El dinero será tu incentivo, y a su vez, te encargarás de hacer lo que mejor te resulta, para lo que crees eras más apto. Debes evaluar conjuntamente con esto cuáles son tus habilidades, talentos, intereses, destrezas que te hacen único.

Te ayudamos a definir con algunos indicadores tus habilidades secretas:

a) Cuál es el trabajo que amas, te fascina, te atrae.

b) En qué trabajo eres excelente o pretendes serlo como para estar dentro de las 10 personas mejores del área donde te desarrollas.

c) A qué profesionales o personas admiras y quisieras ser como ellos. En qué áreas se desarrollan.

d) En estos casos, el trabajo es algo casi “natural”, fácil de hacer y de aprender mientras que a otros le puede resultar muy dificultoso.

e) En el trabajo que amas cuando estás muy ocupado el tiempo se detiene, puedes olvidarte de otras cosas porque estás entusiasmado y empecinado con terminarlo y que quede perfecto.

f) El éxito que logras en esto te produce los mayores sentimientos de satisfacción y autoestima.

g) Te gusta hablar de tu trabajo aunque no estés en horario. Tu vida está entretejida con esto.

h) Te gusta asociarte con personas del campo, te sentís ameno.

i) Deseas hacer ese trabajo toda tu vida porque te hace feliz y lo disfrutás incluyo cuando estás sobrecargado.

Después de haber hecho este ejercicio debes tener casi firme lo que pretendes, pueden haberse clarificado varias ideas y esto es esencial para iniciar tu “plan de vuelo”.

Te brindamos una última ayudita para que puedas lograr a futuro independencia financiera. Es un ejercicio sencillo de realizar.

Debes determinar cuánto te costaría vivir un mes cómodamente aún si no tuvieras ningún ingreso. Incluye los gastos de vivienda, comida, viajes, gastos médicos, vacaciones, entretenimientos y todo lo que consideres para tener una vida “cómoda” o la vida que pretendas vivir.

 Multiplica ese importe por 12 (meses del año) y luego multiplica este resultado por 20 (es el número de años promedio que se estima vivir luego de jubilado)

Este total representa tu meta de jubilación. Es el monto que debes acumular para ser independiente financieramente de por vida.

Luego calcula tu capital neto. Considera exactamente lo que tienes ahora; imaginando que vendieras todo, honestamente. ¿Cuánto tendrías en total si liquidaras todos tus activos hoy?

Este es tu punto de partida. Tienes tu capital neto actual y tu destino financiero. Estás listo para iniciar la acción.

¡Adelante!

 

Podría gustarte también…

Claves en momentos de crisis

Claves en momentos de crisis

Atravesamos un momento histórico a nivel mundial, sin precedentes que lo igualen. Es por eso que resulta imposible no hacer referencia al contexto en el cual nos encontramos, signado por el confinamiento y el distanciamiento social de la población. Hoy el lema es...

El color y su lenguaje

El color y su lenguaje

A través de sus diversas tonalidades, los colores nos brindan la oportunidad de expresar cosas que, mediante palabras, sería imposible manifestar; tienen el poder de evocar contenidos, sensaciones y significados muy arraigados en las personas, tanto de naturaleza...

Mindful Marketing: Marketing consciente

Mindful Marketing: Marketing consciente

Lo permanente es el cambio; este es, sin dudas, uno de los aspectos característicos de la actualidad que todos percibimos. En un mundo en constante y vertiginosa transformación, las pautas y conductas de consumo también se modifican; en consecuencia, es fundamental...