Si quieres que tu sitio web sea exitoso, piensa como si fueras el usuario.

Escrito por Jennifer Eggs

El Dec 19, 2014

En primer lugar, cuando pensamos en crear una página web, debemos tener en cuenta la confianza que es necesario brindarle al usuario de la misma. Para esto es requisito primordial que el lenguaje que se utilice sea claro, no tan técnico, que identifique las características de nuestro negocio y del ámbito en que nos movemos.

El sitio debe ser fácil de navegar, que no tenga re-direcciones complejas. Cada espacio del mismo debe ser coherente con la página en sí, con el diseño.

La página debe distinguirnos, generar identidad con la empresa. Debe estar diseñada de forma tal que el usuario se sienta cómodo y “ambientado” en lo que busca. Para lograr esta distinción debemos implementar la creatividad , lograr un distintivo único que identifique la empresa, los bienes o servicios que ofrecemos.

El usuario debe ser guiado. Lo ideal es que antes de que el sitio web esté disponible se hagan las llamadas “pruebas piloto”. La página debe ponerse a prueba haciendo que algunas personas identifiquen algunos patrones, por ejemplo que identifique el botón comprar, que realice alguna operación de muestra, entre otras cosas. Con esto estaremos evaluando el tiempo de carga, la “claridad” del diseño de la página y una opinión del usuario de prueba. Aunque parezca tarea sencilla es importantísimo que se lo lleve a cabo.

La combinación de colores, la tipografía y tamaño de la misma que se use debe ser la adecuada. También deberán evaluarse los espacios vacíos , los colores de fondo de la página, los contrastes. Es importante utilizar palabras o frases clave que llamen la atención del público, que caracterice la actividad que se desarrolle. Alguna frase que permanezca en la mente del consumidor, slogan, logo, logotipo. Debemos lograr que el usuario active todas sus memorias (visuales, auditivas) sin llenarlo de información irrelevante. Lo ideal es que sea breve, claro, que sea comprendido por el público meta al que va dirigido y que logre por sobre todas las cosas, identidad.

Las imágenes también son muy importantes. Los rostros llaman mucho la atención y es algo que el usuario suele tener muy en cuenta. No suele ser recomendable utilizar caras con miradas penetrantes o frontales, hay estudios que han determinado que la gente se inhibe y no actúa como quisiera.

Es importante que siempre haya un espacio donde la gente pueda volcar sus comentarios, sus incertezas y consejos. Puede ser una especie de libro de quejas y recomendaciones o direcciones de contacto.

La ubicación geográfica también es dato relevante.Es una guía y también un indicador de confianza o desconfianza. Es un dato más para analizar en el tema de la seguridad brindada y la toma de conocimientos.

El objeto, ya sea la prestación de un servicio o fabricación, comercialización de bienes, debe estar precisado en simples palabras. La persona debe distinguir fácilmente si podemos darle lo que está buscando.

El sitio, básica y principalmente debe ser limpio y fácil de usar. Debe mantenerse actualizado. Como ya dijimos anteriormente, no necesitas exagerar en contenido “basura”; debes clasificar lo que verdaderamente es importante que sepan de ti. El mundo se ha vuelto desordenado, y el bombardeo de información es impresionante. Trata de que tu página marque la diferencia, que tenga un estilo simplista, minimalista, con el contenido realmente útil y oportuno. A veces se cumple la premisa de que “menos es más”.

Trata de evaluar y tomar notas de otros sitios. Pregúntate como usuario en qué debiera mejorar, que te gusta de ello y que no.

Sería ventajoso que conozcas y apliques el concepto de jerarquía visual. El cerebro humano lee el contenido en forma de Z. Esto implica que la mayoría de los usuarios focalizarán su vista en en la esquina superior izquierda del sitio. Esto podría significar mayor cantidad de Clicks. Aquí puedas colocar el contenido que consideres más importante o un botón con el que quieras lograr el objetivo principal (compre, visite, adquiera)

El texto, contenido principal, debe ser fácil de leer. El cuerpo del sitio es el que proporciona información necesaria e importante y el que responde las preguntas que todos podríamos hacernos cuando arribamos a u sitio.

Para esto debes combinar los colores, que sea de fácil lectura. No utilices el color blanco con un color muy oscuro o resaltante que provoque dolor de cabeza en los usuarios. Debe ser armónico, cálido. La letra que utilices no debe ser extremadamente pequeña o grande. Esto debe ayudar a comprender el mensaje. No hagas una fiesta con ellas, trata de mantener la misma tipografía a lo largo del sitio.

Un gran consejo que puede servirte de ventaja diferencial es que tu sitio web sea adaptable a los móviles, por ejemplo, celulares. La página debe adaptarse a la pantalla de éste sin necesidad de que estés moviendo el sitio y tratando de leer incómodamente.

Como dijimos anteriormente, las imágenes tienen la capacidad de permitir que tus visitantes sepan de lo que tu sitio web se trata con una primera impresión. Además, debes usar colores que combinen con el fondo y refuercen la identidad de marca. No es bueno que escojas un fondo que sea el centro de atención. Dale prioridad a tus imágenes y textos principales.

En cuanto a los botones, debes lograr que los usuarios se sientan atraídos. Estos son las llamadas a la acción, son enlaces de otras páginas, sitios web, artículos de promoción, galerías de productos, imágenes de lo que hacemos entre otras cosas. Debe transformarse en algo tentador. En relación a esto no pases por alto la importancia de su ubicación.

Para concluir dejaremos algunas sugerencias. El sitio web dependerá siempre del público a atraer y para esto deberás tener en cuenta:

– Piense como si usted fuera el usuario. Hágase las preguntas necesarias como cliente, qué lo llevó hasta allí, fíjese el grado de explicación del producto o servicio específico, el tiempo de carga de la página.

-Sólo incluya lo que sea realmente necesario: el usuario debe lograr familiarizarse con el sitio. Evite que la información sea confusa.

– Mantenga actualizado su sitio: si no lo hace, de nada sirve. El cliente lo visitará unas veces, pero si nada cambia, se lo asociará a la falta de incentivo, de responsabilidad o interés. Debe ofrecerse información nueva o al menos, actualizada frente a los cambios en el mercado.

– Información de contacto, ubicación física del inmueble, líneas de comunicación, nombres, algún responsable.

-Mejore su SearchRank. Debes lograr que el sitio web llega a los clientes en una gran cantidad y diferentes necesidades, posicionarlo en los buscadores.

-Controlar y mantener el sitio web, si hay comentarios, recomendaciones. Si usted tiene información de contacto, responder a la brevedad las dudas o consultas.

El sitio web es una herramienta imprescindible hoy día. Pero puede perjudicar nuestro negocio si no se lo sabe usar. Lo primordial es “ponerse en la cabeza del usuario”, ser empático.

Podría gustarte también…

Inbound marketing: el vínculo ante todo.

Inbound marketing: el vínculo ante todo.

Increíblemente, ya estamos atravesando la mitad de este año, muy particular y complejo. Todos, en mayor o menor medida, debimos modificar nuestras rutinas y prácticas de la vida cotidiana para adaptarnos a las condiciones en las que estamos viviendo, actualizando y...

El color y su lenguaje

El color y su lenguaje

A través de sus diversas tonalidades, los colores nos brindan la oportunidad de expresar cosas que, mediante palabras, sería imposible manifestar; tienen el poder de evocar contenidos, sensaciones y significados muy arraigados en las personas, tanto de naturaleza...

Tendencias 2020: anticipate al Marketing Digital

Tendencias 2020: anticipate al Marketing Digital

Llegó febrero, y con él transitamos ya el segundo mes de un año que tiene muchas propuestas para ofrecernos si de marketing digital se trata. Para que no pierdas tiempo y seas el primero en conocerlas e incorporarlas a tu emprendimiento, desde MARKETINADOS preparamos...