Saltear al contenido principal
011 5984 1225 info@marketinados.com
¿Cómo Atraer Los Primeros Clientes Cuando Tienes Un Negocio Web?

¿Cómo atraer los primeros clientes cuando tienes un negocio web?

Muchas son las personas que tienen hoy día emprendimientos en la web. Venta de ropa a distancia, repuestos, artefactos, servicios de marketing digital, confección de páginas web, servicios de publicidad, entre muchos otros.

No podemos discutir si funciona o no funciona cada negocio que se involucra por internet. Lo cierto es que para iniciarnos, nos enfrentamos a mayores dificultades que las que se presentan cuando nos iniciamos en un negocio que tiene su local, su espacio físico. Aquí las personas pueden acudir, conocer, observar y evaluar. El interés en las personas será provocado por la existencia física de un local.

En la web también es posible la evaluación, el conocimiento, pero suele ser más lento. Además no es tan fácil de verificar todo.

En internet también podemos encontrar consejos, las recomendaciones, comentarios y experiencias de usuarios ,etc. pero cuando intentamos darle comienzo a nuestro negocio no es tan sencillo.  Básicamente no contamos con estos elementos ya que, como dijimos, estamos queriendo iniciarnos.

Aquí deberemos aplicar algunas estrategias para conseguir clientes.

En primer lugar, cuando iniciamos un negocio web o e-commerse, debemos contar con nuestra propia página web, aquella que nos identifique, la que sea muestra de identidad.

Deberemos acompañar esta página con redes sociales, las cuales nos proporcionarán mayor llegada e interacción. A través de estas podremos conseguir una comunicación “más cercana” con la gente.

Contar con redes sociales a través de las cuales podamos mantener una comunicación fluida, hacer recomendaciones de forma más personal, generar un vínculo y crear seguridad es esencial. Esto no podrá hacerse mediante la página. Todos estos medios deben complementarse.

La información que volquemos en estos medios debe coincidir, no debe generar confusión ni ambigüedades. La buena comunicación y seguridad, mencionándola una vez más, deben ser indispensables.

Debemos tratar de ofrecer toda la información que el usuario necesite. De igual y mejor forma que los negocios físicos.

Ahora bien, si contamos con estos recursos pero están carentes de contenido o información, serán de nula utilidad. Para captar clientes potenciales deberemos crear contenido. Aquí la estrategia para atraerlos se basa en eso, información que les resulte interesante.

Las páginas web y las redes sociales deben cumplir la función de “anzuelo” cuando iniciamos nuestro negocio. Son nuestro espacio, nuestro medio para darnos a conocer. Deberemos mantenerlas actualizadas y con innovaciones.

Es bueno que todos estos “medios de difusión” tengan un estilo propio y que permitan identificarnos. Es decir que la página principal, las redes sociales, y todo lo que decidamos manejar, debe tener su propio formato. Deben coincidir creando nuestra identidad.

Los comercios web partirán de esto. Será a partir de estos instrumentos que nos daremos a conocer lanzándonos al mercado. Para esto será fundamental que las primeras publicaciones que se hagan se refieran a puntos claves de nuestro negocio, datos que atrapen a las personas, que las atraigan,o al menos, generen curiosidad.

Es recomendable que en las páginas o redes sociales, en algún lugar, aparezca el nombre de una persona, algún dato. Algo que genere seguridad, que nos permita saber que existe un responsable detrás.

Todos lo que se ofrezca debe ser claro, objetivo. Debemos evacuar cada duda posible del cliente.

En conclusión, lo que intentamos comunicar a través de este breve post es que, una vez que tienes la idea de tu negocio planteada, debes accionar y comenzar a “vender” atrapando al mercado meta al que has decidido dirigirte desde un primer momento. A esto lo podrás hacer a través de las redes que hayas creado.

No es excluyente la difusión de forma personal, ya sea realizando visitas, entregando folletería. Siempre es bueno darse a conocer así que un medio no deja al otro afuera.

 

 

Volver arriba